John Hodiak, aquel náufrago

 

20538171.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

 

Siempre me gustó su manera de mirar, descarada y arrogante. Era descendiente de inmigrantes ucranianos y medio polacos. De pequeño apuntaba maneras en pequeñas obras de teatro. Tuvo un lucimiento con el maestro Hitch donde mostró pectorales  y tatuajes en la maravillosa Náufragos que dejaron huella. Poco después le trabajó en el debut del ínclito Manckiewicz en una pequeña obra maestra del Noir, “Somewhere in the Night” (1946). Comenzó el camino de un tío hecho a sí mismo. Trabajó con los mejores y su corazón amó a las más bellas. El mismo que se la jugó con tan sólo 41 años. Siempre me acordaré de John Hodiak, y su apellido: muy difícil de olvidar. Tanto como aquella frase en el film de D. Alfred, JH—“Cualquiera diría que este barco acaba de hundirse”.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: