Raymond Chandler, 126 aniversario

RAYMOND CHANDLER

 

 

Raymond Chandler (1888/1959) In memoriam

“Ganar delicadeza sin perder fuerza, ese es el problema”

 

Anuncios

E.R.(Urgencias) 1994-2017. Un clásico

20087063

 

En 1994 Bill Clinton era presidente de los EE.UU y Mónica Lewinsky —una becaria desconocida para medio mundo— hacía de su vida una tremenda carrera en asesoramiento de pantalones y cinturones. En nuestra vieja piel de toro, el gobierno de Felipe González hacia aguas hasta desembocar en las alcantarillas del crimen de estado. Los escándalos se multiplicaban. Tal era el número de affaires, que las redacciones del pérfido Pedro J. Ramírez tenían un fuerte déficit de tinta. En Colombia mataban al futbolista Andrés Escobar tras un autogol en el partido contra EE.UU. Era aquel mundial, donde los yankees pintaban de anfitriones y lo llamaron Soccer 94. La copa fue para Brasil que ganó a Italia en la tanda de penaltis. Kurt Cobain se suicidaba y el rock lloraba sin consuelo a su último mesías. O.J. Simpson  era visto en un juicio —que demostró como escaquearse de la justicia— con un abogado defensor sacado del bufete de la Ley de los Angeles. España sufría uno de los veranos más tórridos de su historia y la televisión se vestía de blanco consulta hospitalaria y verde turquesa quirófano de Urgencias. Aterrizaba una de las mejores series de TV de toda la historia; la mítica ER de Michael Crichton y John Wells (Turno de Guardia, Smith y Shameless). Producida por Steven Spielberg en su primera temporada. A Michael Crichton se le ocurrió esta historia de médicos jóvenes, que trabajan en un hospital público repleto de pacientes en la sala de urgencias. Muy próximo a la estética del conflictivo y precario sistema de salud norteamericano —actual— y aún más, heavy en la década de los 70. Periodo que coincidió con la etapa de Crichton como estudiante de medicina residente. El capítulo piloto establece el estilo de lo que estaba por llegar, ya que el guión original fue escrito para ser una película. Algo así como lo que ocurrió con los Soprano de David Chase. Sin embargo, el episodio se rodó con una praxis de realismo jamás visto en la TV de entonces. Y luego la gente se queja del pobre Hannibal (2013). Menudo gato le ha cogido la Academia de TV. Una apuesta entre el taquicárdico festival de sangre y el melodrama de un equipo de médicos cirujanos que surcan las orillas entre la vida y la muerte.

 

TCDERRR EC242

 

Un ejercicio donde brilla el excelente  paralelismo, de quien trabaja con pacientes exhaustos y la angustia de los entornos  familiares. Directa a la yugular. Seguía muy lejanamente la tradición de viejos clásicos hospitalarios, pero atisbando elementos dramáticos más cercanos a las nuevas ficciones televisivas, que a finales del siglo XX estaban por llegar desde los canales del cable. No por ello durante su emisión las matriculas en la especialidad de medicina se vieron incrementadas. Un curioso fenómeno que se ha visto con la tennager y heredera Anatomía de Grey (2005). Desde la concepción planos impecables a desarrollos imposibles de la cámara en mano. Vanguardista en todos sus aspectos. Rica en una abundante jerga clínica; los médicos de la vida real comentaban el show y parecían decir; la hostia esto es lo que me ha pasado la otra noche en el mi  guardia de ayer. El elenco original constaba de Clooney como el pediatra Doug Ross; interno con los ojos abiertos, John Carter (Noah Wyle); y los residentes: Mark Greene (Anthony Edwards), Peter Benton (Eriq LaSalle) y Susan Lewis (Sherry Stringfield)Esos personajes se convirtieron en los más memorables de la serie. Sus dilemas éticos y las singularidades de la vida de estos cirujanos sometidos a una presión insaciable hacían las delicias de un público entregado en medio mundo. George Clooney fue amado por las mujeres que veían a un médico que cuidadoso, amable y  sexy. Pero rebelde que anhelaban  moldear entre sus brazos. Su romance con Julianna Margulies ha sido uno de los históricos de la TV contemporánea. Incluidos todos los involucrados; ellos como actores y el sorprendido público entre los se prestaría un divertido James Gandolfini opositor a gangster que en unos años también caería a los brazos de esta sensual mujer.

000825_ER, season 4

 

El Dr. Edwards fue uno de esos hombres tranquilos y equilibrados que imponían una figura de autoridad sin estridencias y cabal. Hasta acabar desquiciado del todo por la enésima cantinela de problemas diarios de todo el personal.Capaces de desmoralizar al marine más gélido de operaciones especiales. Un respiro en su devenir fue en la quinta temporada conoce la  mujer de su vida, la Dra. Elisabeth Corday (Alex Kingston) una cirujano británica que esta en el County para coger mayor especilización en la cirugías de trauma. El idilio termina en boda y de ese encuentro quedó la hija de ambos, Ella Edwards. Recordamos el capítulo que  después de haber sido brutalmente golpeado y el día que se le diagnostica el tumor cerebral que irá acabando lentamente con su vida y su desaparición; un momento culminante cuasi desgarrador que tuvo al espectador pegado a la pantalla y llorando como un pinche, en la cocina de su restaurante pelando cebollas. Anthony Edwards con el tiempo se convertiría en uno de los más valiosos colaboradores de los últimos años de la serie. Así como su sustituto, el Dr. Carter (Noah Wyle). De aturullado joven inexperto y torpe residente a Jefe del Servicio de urgencias más experimentado. Sin embargo mucho antes de todo este viaje aterrizó en el serial la Dra. Kerry Weaver (Laura Innes). Otros de los rostros veteranos de la serie, en un papel que rompía todas las reglas concebidas desde el punto de vista de la discapacidad: una pierna destrozada que le hacía ir de un recoveco a otro de la sala de urgencias con su inseparable muleta. Pero además, de ser una facultativa discapacitada tenía una orientación sexual diferente; es gay, pero lo esconde y juega a tener relaciones heterosexuales. Ninguna funciona. No obstante, en el trabajo no baja la guardia sigue los procedimientos al pie de la letra. El  papel de gay, comenzó a ser una máquina de subtramas donde este personaje iba enriqueciendo cuestiones actuales y sensibles a la opinión pública. Así como nueva actitud donde cuestionaba el procedimiento burocrático del hospital y su empeño en llegar al órgano de mando. Muy humana y generosa, no le gustaba que le vieran esos encomiables valores. Así como su lado luchador ante injusticias que le tocaban.

er-tv-show

El affaire del VIH-positivo Jeanie Boulet (Gloria Reuben) que contrajo de su adultero marido fue manejado con pundonor y condescendencia. Bajo mi punto de vista, es uno de los personajes mejor escritos desde se inicio hasta el final. Incluso cuando llega al consejo de administración y se convierte es una de la figuras de prestigio en el County, a la vez que se enamora de la teniente bombero Sandy López (Lisa Vidal), personaje que hará que la Dra. Kerry salga por completo del armario. La serie avanzaba, y, capítulo a capítulo Wyle iba tomando galones  para terminar siendo el líder de los nuevos residentes. Es más, el alma mater de uno de los actores que nunca faltó a su cita. A posteriori,  nuevos cambios en el guión trasladaron al Dr. Carter a una misión humanitaria en África.Empero, la madurez de este personaje fue clave en un momento donde la serie parecía tambalearse y el affaire del apuñalamiento en el hospital que casi le cuesta la muerte se tradujo en una gran interpretación donde termina siendo un adicto a los opiáceos. No podemos dejarnos en el tintero el personaje del Dr. Romano desarrollado por el actor Paul McCrane. El pelirrojo arrogante y cínico que  interpretó una escena terrorífica. Se acercan a la terraza del edificio del hospital en la planta base donde el helicóptero ha de tomar tierra con una urgencia muy grave. De repente, el helicóptero se desestabiliza y las aspas del rotor seccionan su brazo izquierdo, mientras suena Coldplay.

1293724083_er.s04e19.dvdrip.iloveserial.net.0-32-32.603

Resumiendo, todo un  éxito que le proporcionó una enorme admiración hacia la NBC, y hacer de ER una de las 5 series más vistas. Desde sus primeros seis años y los altibajos de los mismos, hasta la infinidad de artículos laudatorios, obra de las plumas más grandes del espectáculo como NY Times o la TVGuide. En todos estos casos, 20 años después se repite  la acuñación “serie de culto”. Directores de primer nivel; Mimi Leder, Richard Thorpe, Jonathan Kaplan o Christopher Chulack de entre los muchos que pasaron a lo largo de los 331 capítulos  y algunos como el caso de Tarantino que pidió por activa y pasiva rodar casi de rodillas. No es la primera vez que el de Tennessse ha dirigido series de su agrado, como uno de los episodios de CSI Las Vegas. En definitiva, una  de las series de televisión con la vitola de ultralongevidad, que en los viejos tiempos consiguieron las fabulosas Bonanza (1959-1973) y las contemporáneas Los Simpson (1989 al presente), Ley y orden (1990 al presente) y es que llegar a 15 temporadas sin duda es un logro. Gracias a ER, George Clooney salió de la oscuridad y se convirtió en una estrella de cine. Así como uno de los tipos más divertidos de la industria del cine y un cínico maduro guaperas vendedor de máquinas Nespresso. Clooney sabe muy bien que le debe la vida de lo que es al ya desaparecido Michael Crichton. Y lo mejor de todo, es pensar en todos esos jóvenes anónimos, nacidos hace 20 años—los cuales—lucen con orgullo sus batas de facultativos por los hospitales y ambulatorios de nuestra vieja UE. Toda una utopía, si pensamos en lo difícil que lo pusieron las TV de este país, disfrutar de la maravillosa y adictiva Urgencias. Estos fueron los galardones y premios obtenidos a lo largo de su singladura. Emmys: Mejor serie de drama  95/96; Mejor dirección  94/95, 08-09. Mejor guion 94-95. Mejor actriz de reparto Julianna Margulies 94/95. Mejor actriz de reparto Sally Field 00-01. Mejor Actor invitado Ray Liotta 04-05. Globo de oro al mejor actor  Anthony Edwards 1998. Y no hay mejor homenaje que la música, ya sea para los que estamos vivos como los muertos. Todo el mundo adora la música y esta sintonía del clip de las cortinillas a la introducción de ER, son un clásico del extraordinario James Newton Howard.

 

 

Detour (1945)

 

detour_1945_01

 

 

 

48 Years ago, “Ali suffle”

BoxingHeavyweightsMuhammadAlivsClevelandBigCatWilliamsHoustonTXNovember141966

 

Aquel día la mariposa de 191 centímetros Made in Kentacky, Muhammad Ali —el más grande de la historia—, y padre del boxeo moderno en su categoría, noqueaba a Cleveland Williams en el tercer asalto de un combate que lo convirtió en leyenda. La fría noche de Noviembre en Houston, el mundo entero descubrió ese fantástico juego de pies.

 

889300-1966-how-muhammad-ali-and-cleveland-williams-mat-6853583-jpg

 

Al igual que otros grandes atletas se han caracterizado por diferentes aptitudes físicas, en nuestro caso, era  increíble observar en un cuadrilátero a este boxeador bailar tan bien como Chuck Berry. Así nació la leyenda de Ali Shuffle. Norman Mailer estuvo allí para contarlo y alucinar con la grandeza de este excepcional púgil.

 

 

Stewart Copeland, 62 years…

NHC820123-02-03-FP

Stewart Copeland ya tiene 62 tacos y ahora transmite ese halo de profesor universitario. Cuando uno escucha el tono de voz y su gestualidad se atisba que este chico no ha sido un outsider de arrabal ni un quincalla de tres al cuarto. Tengo debilidad por el mejor batería de la historia junto a John Bonham. Rebosa cultura por los cuatro costados y es que SC recibió una educación exquisita, la cual, sigue manteniendo en todos los sentidos de ese largo camino que es la vida. Sabe muy bien que, ésta, ha cambiado mucho. Ahora, junto a sus hijos de los dos matrimonios que concibió está tranquilo y gozoso del triunfo.

Copeland Kit 3

Por no decir su mayor orgullo. Son un montón y Copeland le pide a la vida solamente disfrutar de un día de barbacoa, mientras se  deja tomar el pelo por ellos. Atrás queda una vida al lado de una banda mítica que culturalmente estaban muy lejos los unos de los otros. Pero por encima de todo eran jóvenes; muy jóvenes. Y el concepto de amistad no era cosa de un whatsapp. The Police se sintieron hermanos hasta que un día cada uno voló por su cuenta. 34 años el genio de las baquetas de Virginia está vivo y lleno de vitalidad. Lo dicho, felicidades Mr. Copeland y que no decaiga su creatividad. Aquí en 200mgHz siempre es bienvenido.

110 años sin Chéjov

 

friso-febrero2014-chejov

 

Antón Pávlovich Chéjov    (1880/1904)

 

 

The Fall 2013, The Daddy Killer

 

 

TV Anderson 164162

 

The Fall no es una novela policíaca adaptada para la TV siguiendo la estela del tirón policiaco escandinavo. No. Se trata de pura imaginería Made in UK. Una delicatesen de las últimas creaciones de ese canal cultural—conglomerado de ensoñación— extraordinario. El Northern Ireland Screen, es una factoría de actores, guionistas y directores o localizaciones para rodar. Tanto en el cine como la TV del UK, situado en Belfast capital. Y uno de sus mayores accionistas es la BBC. ¿Qué se lo pregunten al 80% de los actores de Game of Thrones 2011? Lo dicho, estamos ante un magnífico guion creado por el británico Allan Cubbit Sherlock 2010 y el belga Jakob Verbruggen (Code 37 y The bridge 2013). Proponiéndonos el enésimo producto de asesinos en serie. Mejor dicho, la historia de un asesino en serie muy sui generis. Todo haya que decirlo que se estrenó el año pasado y fue un gran despiste por mi parte, pero ya se sabe es imposible estar en todos los frentes. Y vaya por delante, que de mi selección de las mejores 10 series del 2013, una de ellas sería The Fall. Bien, hecha esta apreciación nos encontramos ante una narración meticulosa, sutil y grácil. Adentrándose en la mente oscura y retorcida de un psicópata que mata por placer mujeres de un perfil muy definido. Interpretado por una de las revelaciones de la caja catódica de los últimos años; Jamie Dornan Maria Antonieta (2006) de Sofia Coppola. También ha protagonizado una historia de vampiros con notas gore Beyond the Rave (2008) y la televisiva tennager Once Upon a Time (2011). Pero si les digo la verdad, es que esta joya va a ser el protagonista de la versión cinematográfica del afamado libro las 50 sombras de Grey. Seguro que la cosa comienza a tomar un tono más chocante. En el lado de enfrente, tenemos a la policía caza asesinos en serie: Stella Gibson, una detective de la Policía Metropolitana de Londres —papel que interpreta una exultante Gillian Anderson—afortunadamente, para nuestros paladares. No hay más que ver la rentrée televisiva con la que ha llegado: Hannibal (2013), dando vida a la Dra. Du Maurier, la psicóloga del Dr. Lecter, y próximos proyectos que irán apareciendo en breve.

Fall Fot 2

Mucho ha llovido desde aquella jovial Dana Scully en la serie de culto Expediente-X (1993) creada por Chris Carter, donde  escribía  guiones el hoy todopoderoso Vince Gilligan (Breaking Bad 2008) y su colega, Fox Mulder (David Duchovny). Ahora famoso en el siglo XXI por la serie Californication (2007). Bien, en este sentido,  The Fall recuerda a otra serie de culto de la también mítica productora Granada TV, Prime Suspect (1991). Asimismo, al alumbramiento narrativo de los dramas escandinavos tan obsesivamente llevados a los canales de la nueva ficción Made in Usa; The Bridge (2013) y Forbrydelsen la danesa original, convertida en The Killing (2011) por AMC. Donde la protagonista, la oficial Gibson es el alter ego de la detective Jane Tennison (Helen Mirren). Por no decir, casi la inspiración consustancial de Gibson. Desde ese molde, los caracteres confluyen en los mismos temperamentos gélidos e inmutables. Empero, a diferencia  de Mirren, Gillian Anderson no tiene que ocultar su feminidad ni ella tiene que actuar como un hombre con el fin de avanzar en sus objetivos. Stella Gibson es más bien un rompecabezas que hay que resolver en su propio derecho. Además de ser norteamericana a diferencia de Mirren, nadie diría que lo es, pues su encomiable trabajo de dicción del inglés británico es sobresaliente. El inconformismo y la asiduidad por lo mórbido en Gibson son compañeros perfectos para sus deseos, y ella no se disculpa o se siente culpable por el cumplimiento de esas necesidades. Y es Anderson, en este rol es donde se siente cómoda, ya que se presenta ante el público con todos los elementos básicos para iniciar el juego. Sin concesiones y férreamente ubicada; irradiando una aura feromonal de fuertes convicciones. El otro protagonista es Paul Spector, un joven padre de familia casado con una enfermera de una unidad de neonatos la actriz irlandesa (Bronagh Waugh) en el rol de Sally-Ann Spector con la que tiene dos hijos. Algo así, como una especie de trabajador social. No se define el grado de titulación, similar a lo que en España conocemos como labores de trabajadores sociales o psicólogos especialistas en el tratamiento de los duelos de las Unidades Oncológicas. Por las noches pone en marcha su enfermiza pasión de asesino en serie. Dentro de esa duplicidad existencial se enfrentará en un duelo sibilino y cruel contra Stella Gibson.

The Fall

Ésta, en el primer capítulo la vemos aterrizar en Belfast para realizar una revisión de 28 días, en torno a la investigación de estos asesinatos múltiples, los cuales, se están convirtiendo en una cuestión de estado. A lo largo de estos magníficos cinco episodios se plantea un tête a tête a dos bandas: el asesino en serie y la burocracia del Úlster. Rígido, mordaz, desangelado y oscuro por la atmósfera de una ciudad con atisbos del viejo conflicto político que todavía prevalecen en una sociedad dividida. No hay más que ver dos personajes masculinos; pura creme, los cuales, contienen suficientes aditivos para proponer una cuantas subtramas a las que enriquecer a toda la propuesta de la nueva alhaja de BBC2. El comisario Jim Burns (John Lynch, ya ha llovido desde aquel papel de socio de juergas junto a Danny Day Lewis en el nombre del padre 1993). Y por otro lado; el todopoderoso Morgan Monroe y su pertinaz protección del descarriado su hijo. Casi sacado de una subtrama de GOT, interpretada por Ian McElhinney, realmente soberbios. Paul Spector acaba de asesinar a su última víctima; una mujer hermosa, de buen status social, intelectualmente solvente y soltera. Spector lleva a cabo su ritual metódico y la vez convertido en una idílica adicción. Pues, la necesidad de prevalecer su fuerza ante mujeres mucho más poderosas, hermosas e inteligentes le puede y le produce una confusión esquizofrénica. Obsesionado con la dominación y la satisfacción onanística. La doblegación ante esas mujeres llenas de éxito personal va calando en su ego hasta producir un estado de adicción similar a la de un vampiro en busca de sangre. La sensación de riesgo en sus capturas va in crescendo.

Fall Foto 4

Tambaleándose el planteamiento inicial. Es decir, el modus operandi inicial; asesinato en tantos golpes, asfixia y los triunfos: las fotografías, dibujos y un mechón de pelo. Subirlos al entarimado del techo de la habitación de su hija. Algo comienza a desorganizarse por el aumento de la voracidad de Spector. La vuelta a su hogar donde están sus hijos, a los cuales, les prepara el desayuno de cereales, asea, viste y lleva al colegio. Ya no es la misma rutina. Algo está cambiando en su interior y le angustia. Lo que parece un arte, se transforma en su propia trampa. Patología que es captada por la sutil y perspicaz Gibson que trabaja codo con codo con la forense del departamento de policía la extraordinaria, Archie Panjabi la recordaremos por su papel en The Good Wife (2009). Una CSI a la irlandesa del norte capaz de controlar los impulsos de Gibson. Y es que las de Psychokillers están muy vistos. Si es verdad. Pero The Fall ha conseguido algo fresco y tiene todas las papeletas para seguir atrapando al espectador medio mundo. La hermosa Gillian Anderson, que desde su aparición en bañador haciéndose unos largos en la piscina del Hilton de Belfast hasta la selección de un fornido policía para satisfacer sus necesidades sexuales que acaba muerto por una investigación ajena al affaire de Spector. Así como su manera de mirar a la cámara a sus superiores, inferiores o periodistas. Todo el mundo tiene los ojos de la pequeña supervisora principal, Stella Gibson, grabado el brillo en sus retinas. No menos interesante es el affaire de la canguro, interpretado por la actriz adolescente (Aisling Franciosi) Katie, una tentación en ese juego muy sutil por parte de los guionistas, a modo de la Lolita de Nabokov y  la caperucita de Perrault. Un tour de forcé lleno de tensión sexual no resuelta, el cual, a medida que avanzan los capítulos enganchan más a un servidor. The Fall resulta extrañamente adictiva, pero hay que puntualizar que no es un plato de fácil digestión y no agradará a todo el mundo por igual. Tiene un tempo lento, se desarrolla poco a poco y hace hincapié en los detalles más escabrosos del relato, con una visión dura y desgarradora que puede resultar amarga para los espectadores más sensibles a determinados temas relacionados con niños e hijos. Pero lo que sí que les digo es que es una serie honesta, hipnótica y auténtica. El día de su estreno por el canal BBC2, se convirtió en la serie con el mejor debut en Reino Unido, desde los tiempos pretéritos de Roma (2005) HBO&BBC. Este otoño tendremos la segunda parte. Estaremos expectantes a las andadas del papi asesino en serie.

Nota: 8,4

 

Double Indemnity (1944)

 

 

 

Double-Indemnity

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marcel Proust, 143 anniversary

marcel-proust-is-inspiratiebron-voor-eetcafe-madeleine-id971557-1000x800-n

 

 

“El amor es una enfermedad, inevitable, dolorosa y fortuita” Marcel Proust (10-7-1871)

 

Chris Cooper

Adaptation1

 

“Me gusta un ingenio muy seco, no la gran clase de humor como Robin Williams. Creo que no soy capaz de eso.” (Chris Cooper 9/7/1951)