1883 “Cuando Taylor Sheridan creo su Far West”

La carrera de Taylor Sheridan —si sigue a este ritmo— será materia de estudio en las mejores escuelas de cinematografía. Un tipo, reinventado desde su mediocridad o quién sabe, si su mala suerte, en los repartos de castings, como actor secundario y terciario. Ahora mismo, es un reciclado guionista, productor y director de prestigio mundial. A ello, súmenle la producción de la serie de más vista de la TV digital, desde Walking Dead, el culebrón del rancho Yellowstone y su patriarca, Kevin Costner: una leyenda de los 80 y alma mater de la regeneración de un género perseguido por la desconfianza en la década de los 80. Sheridan, desde su nominación al Oscar por «Hell or High Water»(2016) su vida ha ido como un misil. Al año siguiente, rueda su primer film Wind River (2017) y lo bordó. Lo que sigue, es de sobra  conocido por muchos de Uds., quienes, habrán visto y leído lo que ha hecho, a través de la webesfera. Sheridan tiene su modus operandi, del cual, no se sale una línea, y siempre lo pone de relieve. Le gusta dirigir el episodio piloto y escribe todos los episodios, del tirón. Hasta ahora, en todos sus proyectos televisivos, narra  historias sobre personas, corrientes y sencillas; que viven con el medio que les rodea. Suelen ser habitantes de esa otra América de los estados más duros, donde las comunidades de nativoamericanos, tienen sus espacios y sus miserias. Los territorios donde, es fácil, ver osos Grizzlies en la puerta de tu casa. Gente ruda, curtida y dependiente del sector primario, como lo es ese Medio Oeste. Ganadería y extracción de recursos energéticos. Tipos duros y mordaces que sobreviven, su día a día, muy alejados del mundo tecnológico y mediático de las grandes urbes de la costa este Atlántica y la del Pacífico. Sheridan narra ese oeste, donde el tiempo, parece haberse parado por arte de magia. La época de las personas autosuficientes que vivían de la tierra y la supuesta pureza de estos días, antes de que el progreso, la tecnología y la cultura moderna nos pusieran en el camino de la agonía de los microchips.

Taylor Sheridan, tiene un ego muy grande. Ahora, en la cúspide, siempre aprovecha algún momento dentro de la historia, en la que esté imbuido, para realizar el cameo de turno, y la verdad, que en Yellowstone, durante la 4ª temporada ha desempeñado un papel muy curioso de estrella del rodeo americano. Mostrando sus habilidades a los lomos de hermosos corceles por los torneos de rodeo del país y publicitando el rancho de Kevin Costner. El propio Costner dixit:”—Travis, es muy bueno.” Bien, ese Travis, ya tiene una productora y ahora, mismo un show pendiente de su 5ª temporada, la adrenalínica y carcelaria Major of Kingstow (2022), un nuevo spin-off del rancho Yellowstone que se llamara 6666. Y, esencialmente, la joya que pasamos a comentar, el inicio de todo esto: el clan de clanes de los Dutton de Montana, en el año 1883. Cuando el abuelo de Kevin Costner en la ficción se envolvió de coraje y espíritu aventurero, a la búsqueda de un nuevo hogar en ese Far West, al que Sheridan no quita ojo. No obstante, 1883 tiene los personajes, el alcance y la visión para convertirse en un nuevo y emocionante drama de aventuras de pioneros, explorando las dudas y anhelos, de esa tierra prometida y de joven nacimiento. Toda la crítica se ha puesto en pie para aplaudir este nuevo trabajo que es un western con influencias Fordianas, Eastwoodianas, y Malicknianas “Days of Heaven”(1978). Por momentos hay dos películas y una miniserie de Walter Hill,  que al cinéfilo de pedigrí le vienen a la retina.  Westward the Women (1951) by William A. Wellmnan, Wagon Master by John Ford (1950) Clint Eastwood Unforgiven (1992)  y Broken Trail (2006) by Walter Hill. ¿Taylor está tan empapado de semejante cultura westernmaniaca?

Lo que es evidente, es que sabe lo que quiere y lo tiene claro. Vemos que los dramas interpersonales que crea dentro de estos entornos (las complejidades emocionales, los lazos y las lealtades de la familia, los intrusos del exterior, las maniobras para los juegos de poder y los hombres obstinados que se reproducen como la pólvora en estos lugares) más hostiles, son muy conocidos, aunque nunca formulados. El Oeste, el Viejo Oeste, el Medio Oeste y el Lejano Oeste son lugares que él parece entender de forma innata, y sus sutilezas, distinciones y matices son ricos territorios en los que indagar. La esposa de Dutton, Margaret (Faith Hill), y su familia; incluida la hija mayor, Elsa (Isabel May) y el pequeño John (Audie Rick, el padre de John Dutton (Kevin Costner, décadas más tarde)  llegan a la ciudad en tren. Con ellos está la hermana de James, Claire (Dawn Olivieri) y su hija. Elsa quiere beber en cada experiencia, hasta el punto en que se enfrenta a su madre por casi todo. Pero cuando Dutton apenas puede salvar a Elsa de ser violada por un patrón borracho del burdel de abajo se da cuenta de que viajar con Brennan y ayudar a proteger a los colonos germanos y centroeuropeos puede beneficiar a su familia, y, seguir el camino hacía ese lugar mítico, en las tierras del nuevo Oeste. Taylor Sheridan creó 1883 como precuela de su exitosa serie. Pero también tiene buscó esa violencia de, entorno extremo, en cada lugar que se encontrarán por el camino, recordado al realismo de la genial Deadwood (2004) By David Milch, principalmente gracias a la presencia de Sam Elliott en el papel de Shea Brennan que es el perfil de un hombre marmóreo de mirada gélida y de un gran sentido del honor. Su palabra la cumple y siempre va de frente. La guerra y las epidemias acabaron con su familia. Está solo y eso se ve en sus ojos fríos y tristes: el dolor y la pena de Brennan, lo convierte en un personaje cautivador. Obviamente, Sheridan, está encontrando los puntos de encuentro, entre los grandes jefes de esta epopeya, Elliott y McCraw.

El desafío es un reto para Elliott, ya que su ánimo está roto, para McCraw una utopía; el hogar del héroe. El mero hecho de que no sobreviva nadie en este viaje, no significa que se pueda intentar. Le espeta su fiel compañero, Thomas (LaMonica Garrett), un agente de Pinkerton —personaje afroamericano con galones— (también conocido como una fuerza policial independiente estadounidense) a los que se les ha confiado un trabajo —que les paga— por guiar a una gran masa de inmigrantes europeos a Oregón para que puedan asentarse en algunas tierras (da la sensación que Montana parece ser el destino final, por lo de ser los ancestros del famoso rancho de “Yellowstone”, aunque el estado nadie lo menciona en estos cuatro capítulos. Sólo, Oregón o vagamente Wyoming.) McGraw hace un buen trabajo como Dutton, un hombre decidido a encontrar su parte de la frontera y asentar a su familia. Nos sorprendió que Hill, que tiene algunos créditos de actuación, pero nunca antes habíamos visto interpretar a nadie más que, a sí misma, como la enérgica Margaret, un excelente trabajo, y no sólo en las secuencias en las que McGraw y Hill están juntos. Empero esas escenas muestran la química que tiene la pareja casada desde hace mucho tiempo en la vida real. También, ha causado gran entusiasmo Isabel May, cuya voz, Elsa, es la que escuchamos narrando partes del episodio. Desde su perspectiva, ya que se emociona, con las posibilidades de explorar más allá del «borde de la civilización», como dice la voz en off. Como vemos en la escena del flash-forward, ella puede parecer angelical pero no le tiembla la mano, a la hora de defenderse, y puede terminar, siendo la que realmente consolide la presencia de los Dutton en Montana. Si Sheridan es capaz de acelerar el ritmo en el futuro, tiene una hermosa historia, que convence a público y crítica.

No podemos dejar pasar por alto, esa off poética, de Elsa. Aparentemente arrancada de las páginas de la voz en off de Linda Manz de Days Of Heaven (1978) de Terrence Malick. Si bien hacer que toda la perspectiva de la serie desde un punto de vista femenino (la cosmovisión adolescente de Elsa y cómo admira a su padre y a su madre, pero también siente curiosidad por el mundo que la rodea) es una buena manera para que Sheridan cambie el semblante de su rostro generalmente escarpado y abrir su espectro de nuevos espectadores. Sin importar su condición de género o identidad. Mundos varoniles y machistas empapados de testosterona de la vieja escuela. Empero, la voz en off, en sí misma, es sutil, depurada  y preciosa. Gran parte de toda esa belleza es obra de su operador de cámara habitual, uno de los mejores de su generación, Ben Richardson, además de director de algunos episodios. Este año ha estado nominado al Emmy por Mare Easttown (2021). Otro golpe de efecto, es el score musical, que hereda acordes de la magnífica Soundtrack de Brian Tyler, ya es su músico de referencia, y en el cine las composiciones de Cave&Ellis o la diseñadora de vestuario Janie Bryant (Deadwood o Mad Men). Más importante aún, es simplemente extraño y provoca que los ojos se pongan en blanco: cada vez que Elsa de May comienza sus soliloquios silenciosos y entrecortados sobre las realidades hermosas, aunque haya mucho de lo horrible y la crueldad del mundo. El espectador quizá pueda sentir el esfuerzo por no desconectarse de la textura de la excelsa fotografía. Hay planos muy hermosos entre los largos cuernos y el desfile, a pie, de los inmigrantes más fuertes, y sus familias tirando de carreta. Dando ese rictus de austeridad e inclemencia a una expedición, en constante alerta. La hostilidad es una constante y la necesidad de manos nuevas que aprovechar: un regalo. Como la aparición de hombres experimentados para acompañar a su grupo, Shea Brennan reclutó al reacio y taciturno patriarca de Dutton, James, a regañadientes. Ya que necesidad de un tipo experimentado en mil correrías, y éste, es un viaje calamitoso. Muy necesitado de manos veteranas, a pesar del folio de amonestaciones del quisquilloso Brennan.

Durante el itinerario la fricción entre Shea Brennan y John Dutton es patente. Llegándole a espetar el hierático Elliott; “tú no eres un empleado y no se te paga”. Duttón tiene una familia y un millón de sueños como  futuro granjero hacendado y la forma de  ganarse la vida en el Oeste. Ello, hace que baje la presión y termine por alinearse con S.Brennan, por ahora. Sin embargo, No hay un líder claro y los dos hombres chocan constantemente, a pesar de tenerlas tiesas,  hay un sentido del respeto mutuo entre ellos (una tensión que vale la pena que se siente como mejores amigos en la creación, sino como los líderes de una travesía larga y difícil de llegar al deseado Oregón). A diferencia de algunos de los hombres que finalmente se unen a los vaqueros de Brennan, como los jóvenes y engreídos cowboys, Wade (James Landry Hébert) y Ennis (Eric Nelsen), Ya que hay que añadirle un considerable número de cabezas de ganado salvaje, que sirve como despensa móvil y recambio de semovientes. El joven Ennis se está enamorando rápidamente de la joven hija de Dutton. Este en vista del panorama que se le viene, decide tomar partido en la contienda y se le acerca al cowboy para aflojar tensiones; advirtiéndole que puede cortejar a su hija, siempre que sus intenciones sean nobles. El viaje será duro, al filo de lo imposible, lleno de peligros y regueros de sangre en la pradera. El grupo mayoritario lo conforman  inmigrantes alemanes, holandeses y centroeuropeos, algunos de origen judío, liderados por el único de ellos que habla y entiende inglés, perfectamente.

El atento y comprensible Josef (Marc Rissmann). También hay grupos de zíngaros y otras gentes del Báltico. Su forma de ser, asentada,  en la ingenuidad. Muy ignorantes y cándidos, no están preparados para las arduas tribulaciones de este viaje. La muerte ensombrecerá la gran caravana a cada paso del camino. Por último, destacaríamos a algunos personajes secundarios, que no tienen desperdicio, como el ínclito  Billy Bob Thornton, en el papel de un duro alguacil de Fort Worth (Texas) visto en los primeros episodios, antes de emprender esta odisea. Hay un momentazo en el tercer capítulo con el cameo de un (Tom Hanks también aparece brevemente en el segundo episodio, en un flashback posterior a la Guerra Civil interpretando al general George Meade, lo que tal vez habla del alcance y la influencia de la marca «Yellowstone»). Estamos muy expectantes todos sobre donde se dirigirá la gran historia que ha planteado TS. Quedan 6 capítulos y se nos queda esa gran duda: ¿Cómo mostrará el papel de los pueblos indígenas en esta historia? La primera escena de avance rápido no es prometedora, mostrándolos como la imagen cliché de salvajes nativoamericanos sedientos de sangre en lugar de personas que defienden su tierra de ser invadida y tomada por colonos blancos. En 2022 es imperdonable mostrar la historia de nuestro avance hacia el oeste sin abordar el problema de que la tierra en la que se asentaron nuestros antepasados no era su tierra porque lo decía una ley federal. Hablamos de los auténticos pobladores de la nación donde la libertad, dejó de ser utopía para medio mundo que buscaba su bienestar, en eso que llamamos el lejano Oeste. Nota: 8,2

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

pensamientosdescatalogadosyreflexionesvarias

mis reflexiones sobre películas, libros, cosas que me ocurren a mi o a otros...

Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias...

Hopper in Gloucester

Edward Hopper's work in Gloucester, Massachusetts and beyond

SOPA DE GANSO

Blog de cine de Jordi Batlle Caminal

El sitio tranquilo

No sé vender mi producto

Diccineario

Cine y palabras

El dolor sí tiene nombre

Vivir con dolor crónico (Neuralgia trigeminal, dolor facial...)

Capricho Cinéfilo.

Blog de Fernando Usón Forniés sobre análisis cinematográfico.

IN THE NAME OF CINEMA

El cine es más bello que la vida, no hay atascos ni tiempos muertos. Avanza como un tren atravesando la noche. Hemos nacido para ser felices con nuestro trabajo, haciendo cine.

Observer

News, data and insight about the powerful forces that shape the world.

Escrito en negro

La vida no es lo que esperabas, nena

Mundo Lumpen

Al filo de la marginalidad y el glamour

CINEBEATS

Film Journalism by Kimberly Lindbergs

La mano del extranjero

Blog sobre ficciones del cine, la literatura y el cómic

Tras la última tormenta

Retazos de una nueva vida

Discover Medical London

Find out how one of the world’s greatest cities became an international capital of medicine with our guided walks, tours and events.

rompepaginas.wordpress.com/

Blog de libros young & foolish

A %d blogueros les gusta esto: