Interview with the Vampire (2022) «Anne Rice, ese clásico, que siempre apetece hincarle el diente»

Dicen que no hay nada eterno en la vida —con una salvedad— los vampiros de Anne Rice. De ahí que si a lo largo de la historia fueron los reyes de la gran pantalla, porque no hacerlos en ese invento tan confortable y adictivo llamado SmartTV. Evidentemente, hemos visto docenas de remakes o reboots para las grandes plataformas del streaming. Desde la divertida y ultramediática True Blood 2008. Todo lo demás, se podría decir que es una selección de refritos de grandes añadas. La mayoría de ellos son meros ecos de los éxitos originales, pero a veces un creador encuentra un nuevo pulso en una franquicia muerta, y ese es el caso de la divina escritora sureña Anne Rice y su libro de culto: Interview with the Vampire» de AMC. Un drama sorprendentemente entretenido, marinado y bien hecho; que tiene aquellos ecos de la serie Hannibal 2013, la versión más postmoderna del Dr. Lecter, de muchas formas: tanto en el estilo y la manera de remodelar de los personajes familiares para una nueva generación. La serie va cogiendo cuerpo y es una realidad. La estructura del guion de la nueva versión es similar, a la cercana obra de Neil Jordan, donde se juntaron tres estrellas y fue un rodaje de asajar el mejor paladar. Cruise, Pitt y un bisoño Banderas. Bien, volviendo, al sentido de lo que son los pensamientos más olvidados, es decir, la memoria. Una discusión entre un inmortal y un periodista. El escritor es nuevamente Daniel Molloy (esta vez interpretado por el actor Eric Bogosian, una de las miradas más cínicas de la pantalla) transformado de un joven ingenuo, en un auténtico veterano amargado, alguien que se sentó para una entrevista con su tema décadas antes y tiene las cicatrices para probarlo. Al igual que la película de 1994, esta serie comienza con una conversación actual entre Daniel Malloy (Eric Bogosian) y Louis de Pointe du Lac (Jacob Anderson). La arruga adicional aquí es que Daniel ha pasado de ser un reportero gonzo advenedizo a una figura mediática de renombre, mientras que la apariencia de Louis no ha cambiado ni un poco desde su última conversación casi medio siglo antes. La serie incluso se atreve hasta con la pandemia, en su episodio inicial, parece que el estado de deterioro del mundo (y su propia condición humana debido al Parkinson) empuja a Molloy a sentarse con su conocido más peligroso: el mundo se está acabando, ¿por qué no hacer algo, mucho más loco, que lo que casi termina por matarte la primera vez?

Y reutilizar a Molloy, a modo, de un niño tonto que quería ser un vampiro. Alguien, el cual, ha visto los peligros del mundo, hace que la serie contenga un plus de nueva energía desde el principio. (Técnicamente, también podría hacer de esto una secuela, más que un reinicio, pero la cuestión es que los productores tienen que continuar con el negocio). Molloy viaja a Dubái para volver a entrevistar a Louis de Pointe du Lac (Jacob Anderson, GOT, The Mimic Broadchurch), un vampiro relativamente joven que fue convertido en Nueva Orleans en la década de 1910. Nuevamente le cuenta la historia de su vida a Molloy, incluida la perspectiva que proviene de otras cinco décadas en la superficie.  La serie adquiere un desarrollo, en gran medida, por el pantano, en esos primeros días del siglo. Únicamente, intercalando unas pocas veces por el propio episodio, generalmente para Molloy. En ese intento por desafiar a Louis en algo que puede estar desvaneciéndose. A veces, Molloy puede sentirse demasiado como el corrector de situaciones, más que, un escritor aclarando los temas vía flashback; que se le  acaban de presentar. Pero Bogosian es lo suficientemente atractivo y su diálogo lo sutilmente agudo como para perdonar la muleta. La mayor parte de «Entrevista con el vampiro» tiene lugar en la década de 1910 cuando Louis lucha como un joven propietario de un negocio negro en Nueva Orleans. Incluso antes de que Louis conozca al vampiro que cambiará su vida: Lestat. Se le presenta como un personaje complejo por derecho propio —fundamentando—, en los lo que vendrá cuando, de repente, anhele la carne humana. Louis tiene un hermano ultrarreligioso, Paul (Steven Norfleet), que desaprueba cada vez más el estilo de vida de su hermano. El increíblemente talentoso equipo del creador y escritor Rolin Jones (Friday Night Lights), el productor ejecutivo Mark Johnson (Better Call Saul) y el director Alan Taylor (un veterano legendario de Game of Thrones, The Sopranos, y Mad Men) realmente configuran el mundo de Louis en Nueva Orleans. Ineludiblemente, Interview with the Vampire 2022 también está empapada en su prosa vertiginosa, desde el metacomentario infiltrado de Daniel hasta el contexto lírico y delicado de los párrafos largos, hechos para Louis, en cada flashback. (La narración de Anderson no solo es una forma hábil de preservar el ADN literario del programa, es una oportunidad ideal para aprovechar los talentos melódicos de alguien que también tiene una carrera musical establecida).

Líneas en cada guion, es una indicación de dificilísimo de dirigir y la facilidad hacia lo cercano al performance  podría volverse este enfoque ornamentado en manos menos importantes. Por supuesto, cualquiera que haya leído los libros o recuerde la película de Neil Jordan sabe lo que sucede a continuación. Después de lo que parece más un cortejo que en las versiones anteriores, Lestat de Lioncourt (impresionante, el australiano, Sam Reid, 71, Lambs of Good, Hatfields & McCoys) convierte a Louis en un vampiro y los dos se convierten en una pareja maravillosa: el encantador francés y el astuto local. La versión de AMC se apoya en gran medida en la relación sexual entre Louis y Lestat que la película de Jordan solo insinuó de manera controvertida, lo que realmente le da al programa una energía diferente. Esta no es tanto una historia de transformación como una historia de exploración y expresión. Lestat no cambia a Louis tanto como abre algo dentro de él, algo que ya estaba allí y solo necesitaba una sacudida de lo sobrenatural. Lograr eso requiere artistas talentosos en los roles centrales. Reid y Anderson demuestran estar más que preparados para el desafío de sus partes complejas. Anderson es un protagonista cautivador, alguien que siente que está orgánicamente en el momento, enfrentando las alegrías y los contratiempos de su situación de una manera que nunca cae en el campamento como podría hacerlo tan fácilmente. La forma en que busca el realismo le permite a Reid interpretar a Lestat de manera un poco más amplia, apoyándose en las excentricidades viciosas del personaje. Él devora una línea como «Fueron tus hermanos y hermanas una vez, y ahora son tus sabrosos inferiores». Puede ser increíblemente encantador alrededor de una mesa e increíblemente mortal más tarde esa noche cuando busca alimentarse. Y tanto Reid como Anderson saben cómo equilibrar tonalmente un espectáculo que a veces puede coquetear con lo camp, como suele hacer cualquier historia de amor de muertos vivientes. Es interesante saber que el gran Bryan Fuller una vez estuvo adjunto a una versión televisiva de los libros de Anne Rice porque parece que algunas de sus notas permanecieron (y también es un recordatorio de que Rice influyó en Hannibal). Una vez más, tenemos a un depredador que se atiborra de cultura tanto como de plasma, devorando arte y música, igual o más, que sus víctimas. Es un espectáculo que se siente rico en los bordes, uno que abarca el potencial humano tanto para la creatividad como para la maldad. De la misma manera que aborda el submundo de las criaturas de la noche.

De nuevo, la pandemia le da un matiz interesante en el sentido de que los segmentos de entrevistas actuales casi se enmarcan como una sociedad en sus últimos días, sin darse cuenta de la vida que solía derramarse en las calles hace un siglo. A pesar de la naturaleza embriagadora y filosófica de las conversaciones de Louis, ya sea con Lestat o Daniel o el puñado de otras personas a las que permite entrar en su círculo íntimo, «Entrevista con el vampiro» no se encierra en un formato rígido. A veces, Daniel recibe la última palabra de un episodio. Las conversaciones entre él y Louis no siempre tienen lugar en una sala de estar iluminada por luz solar artificial (el trabajo de la diseñadora de producción Mara LePere-Schloop y su equipo es tan sorprendente al capturar una visión del presente como al recrear el pasado) y la voz de Louis no es el único que termina guiando al espectador hacia la historia. Arraigar este programa en arrestar constantemente a las personas le da la libertad de seguir a donde sea que sus pasiones, ansiedades y caprichos logren conducirlos a continuación. Construida sobre una base que abarca diferentes épocas, «Entrevista con el vampiro» no se siente restringida a un tiempo o lugar en particular. Hay indicios en los primeros episodios de hacia dónde podría dirigirse la historia de Louis en una temporada futura ya confirmada. Vistos los tres primeros episodios, llega el momento de la aparición estelar de la adolescente, de nuestra pareja de vampiros: Claudia (Bailey Bass) no se presenta hasta el final del Episodio 3. Las circunstancias, por las  que Louis y Lestat, convertirán a Claudia son más complicadas que buscar una compañera. Tiene la alegría de una niña saltando por su casa y desobedeciendo a sus papás, pero también tiene el anhelo de una mujer mientras espera a que la persona que le gusta pase por su casa. Si bien no estaba seguro de envejecer a Claudia, Bailey Bass, ofrece una actuación llena de inocencia y fascinación; que junto con su brutalidad, identifica exactamente quién se supone que es el personaje.

Detalles sobre cómo un niño vampiro funciona de manera diferente a uno adulto, y Bass acepta su hiperactividad sobrenatural. Además, al igual que cambiar la raza de Louis, cambiar la edad de Claudia sirve maravillosamente a la historia. Por un lado, a pesar de que Louis no cuenta la vida de Claudia, la forma en que ha conservado sus diarios muestra el profundo amor que tenía por su hija que iba más allá de la culpa que sentía. Hay un amor profundo que corre a lo largo de este episodio y, por eso, también hay una profunda soledad. Claudia tiene la humanidad que viene con su sed de sangre. Sin el control de los impulsos que es necesario, no puede amar a nadie más que a sus padres. Esto ayuda a poner en perspectiva su creciente resentimiento por Lestat. Es impresionante. La soledad como consecuencia del descontrol asoma la cabeza en Interview whith the Vampire (2022) y Claudia deja de ser una niña. Independientemente de hacia dónde se dirija la serie a continuación, el atractivo perdurable de Louis (y la persistente sensación de tragedia) es que su historia nunca tiene que terminar. “Interview with the Vampire” combina el escapismo gótico sureño de algo como True Blood 2008 con el rico comentario cultural de Hannibal 2013 y de alguna manera encuentra la manera de evitar que esos dos tonos se destruyan entre sí. Es un espectáculo que puede ser muy inteligente acerca de la clase y la raza en una escena y simplemente tratar de un vampiro golpeando la cabeza de un hombre en otra. Abarca tanto lo intelectual como lo carnal de una manera que no se ve a menudo en la televisión y podría decirse que incluso faltaba en la versión del irlandés Neil Jordan. Desde “Juego de Tronos” hasta “El Señor de los Anillos”, este año en la televisión se ha tratado de volver a visitar mundos familiares. Al final, lo clásico acaba marcado la tendencia de lo que supuestamente; es moderno. ¿Quién hubiera imaginado que en este se encontraría tanta vida? Nota:8,3

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

pensamientosdescatalogadosyreflexionesvarias

mis reflexiones sobre películas, libros, cosas que me ocurren a mi o a otros...

Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias...

Hopper in Gloucester

Edward Hopper's work in Gloucester, Massachusetts and beyond

SOPA DE GANSO

Blog de cine de Jordi Batlle Caminal

El sitio tranquilo

No sé vender mi producto

Diccineario

Cine y palabras

El dolor sí tiene nombre

Vivir con dolor crónico (Neuralgia trigeminal, dolor facial...)

Capricho Cinéfilo.

Blog de Fernando Usón Forniés sobre análisis cinematográfico.

IN THE NAME OF CINEMA

El cine es más bello que la vida, no hay atascos ni tiempos muertos. Avanza como un tren atravesando la noche. Hemos nacido para ser felices con nuestro trabajo, haciendo cine.

Observer

News, data and insight about the powerful forces that shape the world.

Escrito en negro

La vida no es lo que esperabas, nena

Mundo Lumpen

Al filo de la marginalidad y el glamour

CINEBEATS

Film Journalism by Kimberly Lindbergs

La mano del extranjero

Blog sobre ficciones del cine, la literatura y el cómic

Tras la última tormenta

Retazos de una nueva vida

Discover Medical London

Find out how one of the world’s greatest cities became an international capital of medicine with our guided walks, tours and events.

rompepaginas.wordpress.com/

Blog de libros young & foolish

A %d blogueros les gusta esto: