Misión Imposible (1966) 48 years

Mission Imposible Foto 1

 

¿Recuerdan Uds este estribillo: “Dun dun dundun…”? ¿Y las imágenes que acompañaban a tan vanguardista sintonía entre buen jazz y espasmódico beat? Muchos que hayan visto un litro de gasolina a 35 pesetas, estoy convencido que sí. Eran las notas del genial Lalo Schifrin. De repente, un fósforo iluminó a un país que se enamoró de unos personajes embadurnados de una estética sixtie, supercool y colores impenitentes. Posicionados en la parrilla de salida hacia un inminente alunizaje a la luna, mientras se nos poníamos al día delante del espejo esbozando nuestras nuevas patillas cortadas con pulcritud quirúrgica. Los espías cambiaformas, engancharon a una generación de teleadictos. La España del blanco y negro iba a ver un nuevo producto Made in Usa facturado en Tecnicolor. Sin embargo en las disimuladas casas de nuestros vecinos, el armatoste catódico solo daba para el tedioso carnaval de franjas horizontales. El personal guardaba silencio cuando arrancaba el capítulo de turno y aparecía una grabadora escondida. El mensaje relataba la misión que había que realizar; “blablablá…”Al final del mensaje. Lo más excitante: “Esta cinta se autodestruirá en cinco segundos”, la prehistórica grabadora se derretía como, si hubiera caído en un cubo de ácido sulfúrico. Misión imposible, ya estaba en la piel de toro.

Mission Foto 2

 

En 1966, la CBS encendió la mecha de la flamante, Misión imposible. Un producto estrella, que rezumaba una factura muy vanguardista. Su estilo ágil, moderno y dinámico que, a la postre fue  imitado por muchos canales con el paso del tiempo. Marcando la máxima más repetida en el mundo de las series de TV: el paso desde la pantalla pequeña a la grande. Creada por el compositor, escritor y director  Bruce Geller, la serie consiguió un éxito enorme, acaparando los Emmys de 1966 y 1967. Se emitieron 7 temporadas desde 1966 hasta 1973. Con el paso del tiempo fueron cambiando actores y roles, pero manteniendo la esencia inicial: las aventuras del grupo de agentes, con licencia para introducirse donde creían conveniente, The Impossible Missions Force (IMF). Esta agencia de defensa e inteligencia norteamericana (una especie de alter ego de lo que conocemos como la CIA, permitámonos la ironía) se encargaba de luchar contra dictadores en países de todo el mundo.

Graves Mission Foto 3

Aunque la zona oriental del ex telón de acero era  la preferida. A día de hoy, determinados territorios de la vieja ExURSS muy cacareados por los telediarios de medio mundo. Para ello se valían de las argucias más insólitas hasta ahora vistas en TV; apoyadas en un gran despliegue tecnológico y el factor sorpresa. MI resultaba tan adictiva que el mismísimo,  J. Edgar Hoover estaba encantado con ella. La primera temporada, el actor Steven Hill fue el Sr. Briggs —jefe del equipo— pero problemas personales hicieron que dejara  su papel en la segunda temporada. Su recambio fue el  rubio de  ojos azul acero, Peter Graves como Sr. Phelps, de algún modo el cabeza visible del grupo y organizador de las misiones que se presentaba al equipo. Otro de los protagonistas que generaron gran expectación fue Barney Collier, interpretado por el actor afroamericano, Greg Morris quién se encargaba de todo lo referente a tecnología, mecánica y electrónica. Fue el primer actor de color que se convertía en una estrella de la pequeña pantalla, junto con el familiar Bill Cosby. Otro miembro del equipo fue Rollin Hand, papel que recayó en el excelente actor, Martin Landau. Su especialidad eran los disfraces y la suplantación de  cualquier personalidad requerida. Hablamos de uno de los actores con más carisma del equipo y muy querido por el público, gran experto imitando voces y expresiones corporales, el cual, se valía de unas espectaculares máscaras, que eran la alegría del personal.

Imposible Fot 4

Luego, estaba la chica;  Cinnamon Carter, la hermosa; Barbara Bain, cuyo encargo era la de partenaire fatale de muchos de los malvados que caían en sus brazos gracias a su capacidad de seducción sacando la información secreta de todos ellos. El último miembro era el forzudo Willy Armitage, papel delegado al actor Peter Lupus, el cual se encargaba de todo lo que involucrará fuerza o lucha, pues era un portento físico. La verdad es que Misión Imposible era un producto muy cool, de un ritmo frenético, sustentado en la fuerza de sus imágenes, para detrimento expresivo de los diálogos. La utilización de elementos cinematográficos; como la cámara subjetiva, travellings diabólicos o introducción de la música constantemente dieron con un acabado excepcional. Tal fue la trascendencia del tema principal o score de la Soundtrack (MI), que sería lanzado como un single en 1968, y pasaría más de tres meses en la cima de la lista de éxitos. Posteriormente, Lalo Schifrin lanzaría dos nuevas bandas sonoras para la televisión con música adicional para la serie. Sorpresas y giros inesperados en el argumento que funcionaban con la precisión de un reloj suizo y  nos mantenían pegados a la pantalla esperando la siguiente vuelta de tuerca. Otro de los grandes reclamos fue la entrada en escena  de célebres estrellas del celuloide.

Imposible Foto 5

A modo de cameos, pero con papeles protagonistas hicieron las delicias del público: Anne Francis, Lloyd Bridges, Joan Collins, Dean Stockwell, Edmond O´Brian Eartha Kitt, Fernando Lamas, Loreta Swit, Marie Ann Mobley, Ricardo Montalban, Sugar Ray Robinson  o William Shatner entre otros-as. La serie, a pesar de no tener unas audiencias espectaculares en USA, se las arregló para conseguir la atracción indisoluble de un buen grupo de seguidores, dándole el toque de serie de culto. Y mantenerse ocho años en pantalla. En 1996, Brian de Palma dirige la primera de las cuatro entregas de Misión  Imposible en la gran pantalla. En el guión, de nuevo B. Geller junto al reputado David Koepp. Pero, el protagonista absoluto es Tom Cruise que ha hecho de este producto su lanzadera franquicia. Dueño absoluto de una producción hiperespectacular y grandilocuente. La cinta fue un éxito rotundo en la taquilla, pues recaudó 180 millones de dólares. No por ello, algunos de los adictos seguidores de la vieja serie fueron muy críticos con la propuesta de Cruise. Aunque se alejara de las raíces originales de la serie, MI ha generado tres secuelas más  convirtiéndose en un filón de oro  para su protagonista y productor, Tom Cruise. Destacar el cover que realizaron de la música original de Schifrin, el grupo irlandés U2 en la primera entrega.  Misión imposible es una de las mejores 100 series de la historia de la Televisión, según la prestigiosa revista TV Guide. No esperen 48 años para disfrutar de este espectáculo, lo tienen muy fácil. Nota: 7,8

 

DALLAS, 41 años, la Perestroika de la TV


allvip.us dallas 1978–1991

 

La vieja España adquiría un nuevo barniz entre megáfonos, papeletas, chaquetas de pana e imperdibles engarzados a las chupas de cuero. Los ochenta estaban asentando una mirada cómplice con la caja catódica, donde los culebrones más adictivos de la historia eran venezolanos. Empero, el difunto Chávez, todavía un teniente —de su patriótico ejército— con ínfulas a dictador mediático por la gracia del divino. Sin embargo, el number one fue Made in Usa, pese al disgusto del respetable. Las correrías de la familia Ewing pusieron orden en una piel de toro, que reivindicaba su taza de café y codificación lingüística. El personal alucinaba como se las gastaban los magnates del petróleo en su rancho sin vacas, rodeados de Mercedes y Porsches. Envidias, trifulcas, herencias, hijos ilegítimos y tennagers rubias en versión rodeo. Dallas fue un pelotazo de audiencia y dio a conocer a uno de los mayores malvados televisivos, capaz de emocionar a Larramendi y Pla. Una generación de pequeños se convertía en bilingüe por la gracia del villano más perverso de la ciudad donde el petróleo fluye como el Rioja en la provincia de Logroño. Las noches ochenteras olían a barbacoa tejana. En el fondo, todo el mundo se hizo colega de aquel ruin, JR Ewing. Los nuevos monitores germanos, con mando a distancia y sintonización automática, nos mostraban —que las camperas del inicuo— llevaban punteras metálicas.

 

allvip.us dallas 1978–1991

 

Dicen algunos entendidos, que JR era una especie de agente secreto tejano que luchaba contra las fuerzas comunistas de la extinta URSS, creado por la gracia divina del ex presidente Reagan. Bien, chascarrillos a un lado: Dallas fue un producto excelente. Muy bien escrito y dirigido por David Jacobs (quien, estaba enamorado de Escenas de un matrimonio de Bergman), y  el viejo lince de la TV, Leonard Katzman le dijo que muy bien todo eso del ese señor sueco. Pero dale nuestro aroma a espectáculo— Eh, chaval! Esto es la CBS. DJ, tuvo la brillante idea de diseñar una serie sobre una rica familia, cuyo patrimonio era su compañía de petróleo. Estableció el paralelismo con el viejo dramón de ganaderos, en una tierra rebosante de oro negro. Transmitiendo —encubiertamente— el viejo  halo  de la mítica Gigante, dirigida por el gran G. Stevens y dejando de un lado la profundidad filosófica de Bergman para establecer los cimientos del nuevo concepto: Super Soap. Tras los tiras y aflojas, de algunos detalles finales en los guiones; la noche del 2 de abril en 1978, Dallas se convirtió en parte de la historia de la televisión. Del formato original, miniserie fue transformándose en un serial por capítulos de 60 minutos, en el más puro culebrón chic contemporáneo. El show de Dallas pasó a convertirse en el programa más exitoso de la historia televisiva.

 

allvip.us dallas 1978–1991

 

 

Filmada, íntegramente, en la ciudad de Dallas (Texas). Fue una de las auténticas novedades de aquella década. Los interiores de la serie se rodaban en los estudios de la vieja MGM, en Hollywood. Y los  exteriores se instalaron en el mítico Southfork Ranch, en Parker (Texas). Convertido, a día de hoy, en lugar de peregrinaje turístico de culto. La serie Dallas, fue un producto —esencialmente— Made in Usa que trajinaba por el devenir de los conflictos diarios de la acaudalada familia Ewing y las constantes amenazas en su negocio. El patriarca, Jock Ewing (Jim Davis) que había construido la empresa, Ewing Oil, después de hacerse rico tras encontrar petróleo en las tierras que compraron como ganaderos. Comienza una vieja trifulca con la familia Barnes y un adulterio de por medio. 40 años después, los espectadores seguíamos atónitos a la respuesta de su esposa Ellie (Barbara Bel Geddes) y sus tres hijos, JR (Larry Hagman), Bobby (Patrick Duffy) y Ray Krebbs (Steve Kanaly) —el bastardo concebido por el viejo Jock Ewing—que trabajaba de machaca en el racho. Y la guinda, de Bobby Ewing casado con Pamela Barnes, la hermosa (Victoria Principal). A la cabo de unos años,  el patriarca Jock murió en accidente de helicóptero. El hijo mayor, JR emergió como un líder despiadado de Ewing Oil, en contraste con su hermano Bobby, el hijo de carácter afable. JR pasó una década robando, dando puñaladas por la espalda y disfrutando de la cultura del engaño.

 

allvip.us dallas 1978–1991

 

Una de sus víctimas favoritas era su esposa Sue Ellen (Linda Gray), la cual, derivó sus frustraciones en el alcohol. Y de rebote nos aparecía como caída de un guindo Lucy Ewing (Charlene Tilton), la nieta adolescente del abuelo Gary y por ende, sobrina de los hermanos Ewing, que solía llevarse más de un puntapie de JR, cuando éste le trincaba intentando ligar con su tío bastardo Ray por la zona de cuadras. Comprobarán que GOT no tiene la patente de corso sobre árboles genealógicos televisivos. Bien, ante semejantete maremágnum: evidentemente, el malísimo JR tenía todas las papeletas para recibir el célebre disparo. Aquel balazo se convirtió en fenómeno mediático del año 1981. Teniendo en propiedad el récord más alto de rating, con cerca de 360 millones de televidentes, observando el famoso disparo al abyecto JR Ewing. La serie de televisión “Dallas” fue uno de las primeras en ser distribuida a nivel mundial. Dallas fue traducida y doblada a 67 idiomas en más de 90 países, un récord que hasta hoy sigue en pie para una serie de televisión estadounidense.

allvip.us dallas 1978–1991

Larry Hagman dijo sobre la mítica serie: “No todo el mundo sirve para esto de las telenovelas… Sacar los trapos sucios en las familias y tirárselos a la cara; hay que tener un toque cool. Eso es Dallas, un producto sexy y bien hecho…” No podemos pasar por alto el trabajo de una de las mejores actrices, de todo este reparto; Bel Geedes (actriz que todo mundo recordará por la legendaria “Vértigo”, donde interpretaba a Midge Wood, la amiga del atormentado Scottie/James Stewart) la matriarca de esta familia, Ellie Ewing que ganó en dos ocasiones el globo de oro. A día de hoy se han hecho dos reposiciones: la primera, aprovechando el 30 aniversario de la serie. La cadena CBS reunió a todos sus actores en vida para hacer una fiesta en el rancho SouthFork. Y la segunda, una  continuación de la original, producida por el canal TNT (2012). Producto lleno de Smartphones, cuerpos Danone y nuevas perforaciones petrolíferas. El viejo rancho de toda la vida fue pulimentado en alta definición; cosas del tecnología del S.XXI. Desgraciadamente, su estrella, el auténtico JR Ewing (Larry Hagman) fallecía el pasado mes de noviembre de 2012 a la edad de 81 años. Hay 10 episodios grabados, la crítica la ha recibido con opiniones muy diversas. La serie original se puede adquirir en formato DVD sus primeras 7 temporadas. Lo dicho, no hace falta esperar 41 años más. La tecnología nos puede hacer la vida muy fácil y nostálgica. Nota: 7,8

 

allvip.us dallas 1978–1991